Recomendaciones para tratar a familiares con Alzheimer

Nuestra memoria es parte esencial de quienes somos, nuestros recuerdos tienen una importancia tal en nuestra vida que sin ellos no seríamos quienes somos, pero ¿Qué pasa cuando tenemos un familiar que es diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer? Esto no significa el fin de la vida para ellos, por eso es importante entender más de esta condición y ver qué acciones podemos emprender para ayudarlos a sobrellevar esta enfermedad.

La enfermedad de Alzheimer (EA), también conocida como demencia senil de tipo Alzheimer (DSTA) es una enfermedad neurodegenerativa que conlleva un deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Las manifestaciones más comunes de esta enfermedad es la pérdida de la memoria inmediata o memoria de corto plazo y la imposibilidad de desarrollar capacidades cognitivas superiores.

¿Qué debemos hacer cuando diagnostican a un familiar con Alzheimer?

Lo primero que puede venir a la mente de los familiares e hijos del paciente es una sensación de tristeza y melancolía porque pueden sentir que perderán la esencia de ese familiar con la enfermedad, pero no debería ser así, si amamos a esa persona que recién ha sido diagnosticado o ya lleva algunos años con esta enfermedad nuestra forma de demostrar ese cariño debería ser tomando las medidas de contingencias necesarias y trazando un plan en el que participemos de forma activa y diseñemos el espacio con las mejores condiciones para el paciente.

Algunos de los puntos más importantes que debemos considerar para apoyar a algún familiar con Alzheimer son:

  1. Definir asuntos de salud, legales y financieros. Justo después de que la persona es diagnosticada con Alzheimer debería colocar todos sus asuntos legales y financieros en orden, esto incluye hacer planes para el futuro considerando los deseos de la persona diagnosticada mientras tenga aún la capacidad de tomar decisiones. Algunos de los instrumentos legales considerados para este proceso son poderes notariales de finanzas, poder notarial para atención médica, testamentos y fideicomisos testamentarios.
  2. Ayudar a los otros familiares a entender la enfermedad. Algunas personas en ocasiones no saben cómo reaccionar frente a estas situaciones y pueden malinterpretar la enfermedad o simplemente aislarse por desconocimiento, en estos casos es necesario definir el momento y la forma en la que se comunicará la noticia. Algunas recomendaciones en este caso son contarles sobre la enfermedad y cómo el Alzheimer afecta a una persona, facilitarles libros e información y explicarles de que formas pueden colaborar, seguramente se necesitará más de una persona para atender al paciente.
  3. Ayudar a los niños a entender el Alzheimer. Cuando el familiar que tiene Alzheimer convive en un núcleo familiar en donde hay niños es importante conversar con ellos y explicarles lo que está pasando. La cantidad y el tipo de información dependerá de la edad del niño y del tipo de relación con el paciente, de esta forma podemos tomar medidas de seguridad adicionales tanto para los niños como para el paciente.
  4. Obtenga atención médica con regularidad. Es importante programar con regularidad citas con los especialistas para observar la evolución de la enfermedad y también es importante no descuidar otros aspectos de la salud del paciente, como la dieta y el ejercicio.
  5. Mantener la seguridad en el hogar. Es importante solicitarle a algún médico que realice una evaluación de seguridad de su hogar y que recomiende a alguna empresa de vigilancia o de seguridad para recibir recomendaciones adicionales.
  6. Tenga un plan de contingencia en caso de que el paciente salga de casa y se pierda. Cuando tenemos a algún familiar con Alzheimer la posibilidad de que se pierda en la calle son muy altas, por eso si hay paseos o caminatas cerca de la casa es importante comunicar a algunos vecinos clave sobre la condición del paciente y nunca descuidarlo ni por un segundo. También si es posible sería ideal que siempre lleve una prenda que lo identifique con nombre, dirección y número telefónico y si llega a extraviarse alguna persona podría contactarse con los familiares por esa vía.

Es común que las familias tengan dinámicas ya establecidas previas al diagnóstico de la enfermedad de algún familiar, por eso es importante también visualizar cuáles son las empresas y organizaciones que prestan el servicio de “Cuidado de adultos mayores” y más importante que cuenten con las certificaciones y el entrenamiento necesario para atender a estos pacientes debido a que serán una parte importante para sobrellevar esta realidad.

El Alzheimer no es el fin del mundo, ni para el paciente ni para los familiares, pero si marca el inicio de un proceso que requiere mucha madurez, paciencia y responsabilidad.

Print Friendly, PDF & Email

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top