Viajar con los más pequeños de la casa

Viajar es considerada una experiencia increíble para los adultos porque les permite conocer nuevas culturas, nuevos sabores y nuevos lugares que se convertirán en hermosos recuerdos de la vida. Para los más pequeños, viajar también representa una aventura, pero puede convertirse en una experiencia no muy grata porque representa un momento fuera de su zona de confort.

Cuando se viaja, y se tiene hijos, es importante tener presente algunas recomendaciones:

  1. Si ya elegiste el destino evalúa si viajarás con los más pequeños o los dejarás al cuidado de algún familiar. Esto es muy importante tanto como el motivo del viaje. Si será un viaje familiar, un viaje de negocios, un viaje solo para la pareja, entre otros. Piensa esto muy bien.
  2. Si será un viaje familiar revisa si tienes todos tus documentos de identificación y los de tu familia actualizados y si al destino elegido hay que llevar algún documento específico. Recuerda que hay algunos países que para poder visitarlos se requiere algún tipo de visa.
  3. Considera la estación en la que se encuentra el destino. Si estará en verano es importante todo lo relacionado con la protección y el cuidado de la piel, así como la vestimenta fresca por las altas temperaturas. Al contrario, si es invierno o un momento de lluvias, una vestimenta que permita que todos estén bien abrigados es importante.
  4. Investiga si tú o tu familia necesitan algún tipo de vacuna en particular para visitar el destino. Hay países que por medidas sanitarias obligan que sus visitantes tengan, por ejemplo, la vacuna contra la fiebre amarilla.
  5. Si tu casa o departamento quedará solo por muchos días, conversa con un vecino, amigo o familiar de confianza para que pueda pasar a vigilar cada cierto tiempo que todo en la casa esté en orden.
  6. Paga los recibos y pendiente de la casa, así como procura limpiar y ordenar antes del viaje. Cuando regreses, los primeros días querrás descansar para regresar a la rutina.
  7. Al llegar al país destino, infórmate bien sobre el lugar en lo relacionado con servicios médicos, lugares de comida, mejores hospedajes, centrales de policía, entre otros. Cuando se está de viaje es bueno tomar muchas precauciones.
  8. Al comenzar la estadía o los paseos turísticos es importante estar muy atentos a los más pequeños. Usualmente, cuando se viaja con niños, hay guías o cuidadores, pero igual los padres debemos estar muy pendientes.
  9. Atención con los alimentos. Hay destinos muy exóticos e incluso lugares en donde el agua es tan diferente que puede producir molestias a aquellos que la toman. Un ejemplo de esto es viajar a la India en donde se recomienda que los visitantes tomen agua embotellada. Así que mucha precaución también con las carnes, frutas y verduras.

Viajar es una experiencia increíble pero cuando lo hacemos con los más pequeños las medidas de cuidado y de seguridad deben duplicarse para evitar inconvenientes.

Explicarles cualquier duda que tengan o incluso motivarlos a que se sientan más tranquilos o que compartan con otros niños en los espacios para jugar, serán los recuerdos más importantes que tendrán de esta maravillosa experiencia en su vida.

Print Friendly, PDF & Email

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top