Internet y los más pequeños de la casa

Internet es, sin duda alguna, uno de los logros más importante de esta época y demuestra el gran avance de la tecnología en la sociedad actual en lo que se refiere a búsqueda de la información y al rápido acceso a distintos temas. Los más pequeños de la casa durante su desarrollo observan cómo sus padres y hasta sus hermanos mayores están una parte importante del tiempo en una computadora, bien sea portátil o de escritorio, y surge en ellos la curiosidad de saber qué hay en esa “máquina o aparato”.

Algunos padres permiten que los más pequeños de la casa revisen la computadora e incluso hasta participen en juegos online catalogados como infantiles, pero ¿Esto está bien?

La mayoría de los especialistas y entendidos en materia de la infancia señalan el acceso a internet por parte de los más pequeños como un verdadero peligro porque quedan expuestos e indefensos a muchos contenidos que, a su edad y capacidad de compresión, no son los más adecuados. Asimismo, observan con preocupación cómo algunos padres permiten que sus hijos participen en las redes sociales, sin saber que las mismas plataformas indican, en sus condiciones de uso, que solo los mayores de 12 años pueden participar en estos escenarios y bajo la supervisión o permiso de sus padres.

La tecnología y en este caso, el internet, deben observarse como aliados de los padres en la crianza de los hijos a través de hábitos saludables cómo la búsqueda de información en portales especializados en temas infantiles, la observación de los canales en línea de distintos especialistas relacionados con la infancia, el aprendizaje sobre aspectos propios del desarrollo infantil mediante textos o ensayos presentados en la web, entre otros.

Dejar que los más pequeños, por si solos, enciendan una computadora y empiecen a navegar en la red, representa un verdadero riesgo y al mismo tiempo una forma directa de desarrollar en ellos el hábito de lo digital que solo los alejará de las primeras experiencias de la infancia en la realidad.

Es muy importante que los padres conversen sobre el uso y acceso del internet a los más pequeños, así como sobre las redes sociales y la participación de la televisión en el desarrollo de los más pequeños. La maternidad y la paternidad implican un compromiso con la construcción de los valores éticos y morales de los hijos, es por ello que toda la información que llega a los más pequeños debe estar observada, validada y muy evaluada por los padres.

La influencia del entorno es otro escenario que puede permitir que los pequeños tengan acceso a internet. Si el hermano mayor ya cuenta con una computadora quizás puede permitir que su hermanito pase rato observando contenido online, sin que sus padres conozcan de la situación. Es por eso que la incorporación de espacios para conversar en familia es esencial para que los hijos sientan ese respaldo y orientación, por parte de los padres, en temas en los que la sociedad podría mostrar una cara confusa y sin sentido.

La infancia de los más pequeños es la etapa más importante para su desarrollo porque comienza el desarrollo de la consciencia y la manifestación del ser. Los padres son los guardianes de que esta etapa se desarrolle con mucho amor, pero también con mucha protección ante situaciones que pueden exponer a los niños y ponerlos en peligro.

Print Friendly, PDF & Email

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top