Importancia del sueño reparador para nuestros hijos

Mucho se ha comentado sobre la importancia de una buena alimentación, el desarrollo psicológico y el apoyo familiar en el desarrollo temprano de los niños, sin embargo, hay un elemento que juega un papel fundamental en el desarrollo de los más pequeños y que puede definir de manera casi absoluta su desarrollo y evolución como seres humanos: El sueño.

Cuando hablamos del ciclo del sueño lo podemos evaluar con mucho detalle e importancia por el rol tan importante que tiene en el desarrollo de niños y adolescentes. El sueño es mucho más de lo que la mayoría de las personas cree y comprende un papel biológico principal en los procesos de reparación celular, procesos cognitivos y afianzamiento de la memoria.

Los expertos comparten que para que los niños cumplan con un ciclo de sueño adecuado deben dormir hasta 16 horas según la etapa en la que se encuentren. Según la Academia de Pediatría de los Estados Unidos, en su publicación en el Journal of Clinical Sleep Medicine, las horas de sueño recomendadas según la edad son:

  • De 4 a 12 meses entre 12 a 16 horas diarias, incluyendo las siestas.
  • De 1 a 2 años entre 11 a 14 horas diarias, incluyendo las siestas.
  • De 3 a 5 años entre 10 a 13 horas diarias, incluyendo las siestas.
  • De 6 a 12 años entre 9 a 12 horas diarias.
  • De 13 a 18 años entre 8 a 10 horas diarias.

Entre las recomendaciones adicionales que brinda la reconocida institución se encuentra apagar los televisores y computadoras treinta minutos antes de ir a la cama y también sugiere a los padres no permitir que sus hijos tengan objetos electrónicos en sus habitaciones tales como computadoras, televisores o radios.

Entendemos que es prácticamente imposible limitar el acceso de los niños a estos objetos en esta nueva era, sin embargo, los padres tienen la ventaja debido a que pueden definir los horarios y la cantidad de tiempo que los niños pueden utilizarlos.

Otro dato muy importante de los expuesto por la Academia de Pediatría de los Estados Unidos,  especifica que la falta de sueño en adolescentes puede conducir a la depresión, y por esta razón se invita a las instituciones a modificar los horarios de ingreso al colegio con cambios de hasta hora y media más, es decir, se recomienda que en lugar de entrar a las 8:00 am se ingrese a las 10:00 am, debido a que según los expertos las instituciones que han modificado la hora de entrada de esta forma han registrado mejores calificaciones en sus estudiantes y han observado una disminución en la depresión.

Es hora de ser más conscientes sobre el rol fundamental del sueño en el desarrollo de nuestros hijos, no basta con que duerman una cantidad de horas, debemos asegurarnos que ese sueño sea de calidad, que estén lejos de fuentes de ruido y que puedan despertar según sus ritmos biológicos, recordemos que dormir bien es abonar el terreno para un desarrollo intelectual óptimo y una gran memoria.

Print Friendly, PDF & Email

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top