El valor del voluntariado para el desarrollo de nuestros hijos

Cuando escuchamos la palabra “voluntariado” generalmente la asociamos con trabajo no remunerado o dedicación exclusiva a temas sociales y de ayuda a otros y generalmente es así. También es común asociar a ciertas organizaciones a la temática del voluntariado como Organizaciones no Gubernamentales (ONG), asociaciones y fundaciones, sin embargo, el concepto de voluntario se ha diversificado tanto en las últimas décadas que ya no se consideran voluntarios exclusivamente a los que realizan actividades bajo la tutela de otras organizaciones, sino que actualmente cualquiera que haga una labor para apoyar a otro en cualquier situación de vulnerabilidad o de necesidad de ayuda es considerado como un voluntario.

El voluntariado es una actividad mágica y especial que permitirá a los niños y a todos los miembros de la familia conectarse con temas sociales y entender más a la sociedad de la cual son parte. Son múltiples las organizaciones y los espacios que permiten el desarrollo de actividades de voluntariado y generalmente los requerimientos para ser voluntario de alguna causa no son tan estrictos, obviamente hay actividades de voluntariado que requieren personas con cualidades específicas, pero en línea general siempre hay forma de ayudar a través del voluntariado.

Al invitar a nuestros hijos a que se involucren en actividades de voluntariado estaremos brindando una oportunidad única para que reciban lecciones de vida acerca de la importancia de los otros, el papel que juegan en la sociedad y como las personas organizadas pueden unirse para obtener beneficios mayores a la individualidad, todo esto sin mencionar las habilidades comunicacionales y de empatía que aprenderán durante cada actividad desarrollada. Es importante mencionar que en este caso aplica que el mejor aprendizaje es a través del ejemplo, por lo que un paso inicial es que los padres se involucren en actividades de voluntariado y que inviten a sus hijos a que participen también, al igual que pasa en los deportes, la religión y otros escenarios, el voluntariado es un valor que se puede desarrollar de forma autónoma en un niño con vocación de ayudar a los demás, pero si hay historial en la familia de trabajo voluntario de cualquier tipo es mucho más fácil que los más pequeños se inclinen a ayudar a otros.

Actualmente existen miles de organizaciones que trabajan con voluntarios y muchos temas pueden abordarse, existe el voluntariado en deportes, en temas ecológicos y de sostenibilidad, ayuda a los desposeídos, voluntariado en educación, voluntariado protegiendo especies amenazadas o animales en situación de abandono como los perros y gatos entre cientos de temas más, por eso es importante que si decides aventurarte como voluntario con alguna organización y deseas integrar a tu hijo es importante que converses que tipo de actividades le gustaría desarrollar junto a ti e inclusive de forma independiente. El voluntariado es una oportunidad excelente para ayudar a otros, pero también para desarrollar actividades que nos conecten y nos apasionen, allí precisamente radica el valor del voluntariado, es algo que se hace sin ningún interés excepto ayudar al otro, pero como recompensa hay una gran satisfacción por parte del voluntario.

Cuando sientas que es el momento el voluntariado puede ser parte de las actividades familiares y además de ayudar a otros fortalecerá las dinámicas internas, no olvides incluir también a los adultos mayores y a las niñeras.

Print Friendly, PDF & Email

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top