El reto de cuidar a los abuelos

Llegar a la última etapa de la vida no es sencillo, es una etapa en donde aparecen muchas enfermedades y en donde el cuerpo no funciona de la misma manera debido al envejecimiento. Es por eso que los abuelos requieren de una persona que los apoye, que los cuide, que esté atenta a sus requerimientos y lo más importante que evite cualquier situación que pueda convertirse en un peligro para ellos.

Los cuidadores de hogar se caracterizan por ser muy pacientes en cada situación con los abuelitos. Los abuelitos son personas que ya tienen muchos hábitos en su día a día y que en muchos casos es difícil tratar de orientarlos en algún cambio en particular. El cuidar a los abuelos implica un entendimiento de la personalidad, de los hábitos, de las rutinas del abuelo, para que así no sienta una invasión de su espacio sino más bien un acompañamiento.

Cuidar de los adultos mayores implica estar atentos a su alimentación, revisar si tiene algún tratamiento médico relacionado con alguna enfermedad, incorporar a su rutina actividades que permitan que salga de casa y así no llevar una vida tan sedentaria.

A muchos de los abuelos les encanta conversar así que cuidar de ellos implica escucharlos mucho, escuchar sus experiencias, sus aventuras, sus momentos, la historia de su familia y hasta detalles de la infancia de sus hijos. Todo esto es producto de su experiencia y de su sabiduría de vida que le agrada compartir.

Cuidar a los abuelos es cuidar sus espacios, pero al mismo tiempo respetarlos. Los abuelos en algunas ocasiones, por temas de memoria, dejan los objetos en los mismos lugares, ubican las cosas de determinadas formas, ubican muchos papeles cerca de ellos por si llegan a necesitarlos. Estas situaciones deben ser de mucha paciencia y entendimiento para la persona responsable del cuidado del abuelo.

La televisión y otros elementos pueden servir de distracción del abuelo, pero no dejemos que ocupe todo su tiempo. Los cuidadores pueden incorporar actividades lúdicas y recreativas tales como leer un libro con el abuelo, salir de paseo al parque, ir de compras, divertirse con algún juego de mesa, ver una película con mensajes positivos, entre otros.

Los medicamentos son parte de la vida de muchos de los abuelos, los cuidadores deben estar atentos a las dosis que sugiere el médico y al mismo tiempo revisar en qué momento deben ingerirse. A los adultos mayores se le puede olvidar tomarse algún medicamento, pero al cuidador no, por eso se sugiere que tenga anotaciones en una libreta, un cuaderno o una pizarra sobre los horarios y para qué funciona cada medicamento. Cuando se presentan emergencias, los médicos siempre preguntan sobre el tratamiento del paciente.

Hay hogares que también cuentan con mascotas. Algunas personas, por ejemplo, hacen referencia que los perros muy terapéuticos. En este caso, sería importante preguntarle al abuelo si desea una mascota y que esta situación no se convierta para él en una preocupación.

El hogar del abuelo es su zona segura, los miembros del hogar deben manifestarle todo el tiempo su amor, su cariño y su comprensión que le permitirá sentirse querido y respetado.

People collection
Print Friendly, PDF & Email

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top