Cuidados de los padres en la tercera edad

Cuando nuestros padres llegan a la tercera edad significa que comienzan una etapa realmente compleja para ellos porque empieza la aparición de las enfermedades, la pérdida de la capacidad física y de la movilidad e incluso toda esta situación se ve aumentada por la jubilación o retiro del espacio laboral que implica una pérdida importante de la socialización.

Cuando los padres se encuentran en la tercera edad, los especialistas en geriatría, rama de la ciencia que se ocupa de lo relacionado con los abuelos realizan algunas sugerencias:

  1. Ten mucha paciencia: Las personas mayores a veces pueden tener conductas o actitudes no habituales, pero son consecuencia de muchas de las situaciones que están pasando y de cómo los afecta emocionalmente. Por eso es importante que la paciencia y la tolerancia estén presentes en cada situación.
  2. Respeto a sus hábitos: Los adultos mayores desarrollan hábitos particulares, tales como dormir a una hora determinada, puede ser muy tarde o muy temprano, dejar los objetos en un lugar específico para no olvidar que allí están, desear conversar o visitar a algunas personas, entre otros. Lo más importante de esta situación es respetar cómo están organizando sus espacios y su vida. Recuerda que ellos siguen siendo personas independientes pero que han perdido un poco el dinamismo.
  3. Vigila su alimentación: Los excesos en azúcares o comidas saladas ya son verdaderamente una amenaza para la salud de los adultos mayores. Una dieta balanceada, libre de harinas, grasas, aceites, azúcares, entre otros, podrá permitir que mantengan un peso adecuado y estar lejos de enfermedades graves tales como diabetes, hipertensión, entre otros.
  4. Actividad física: Realizar alguna actividad, así sea caminar por el parque de la zona durante 30 minutos es importante para aquellos abuelos que pueden hacerlo. La vida sedentaria siempre será enemiga de la buena salud.
  5. Compartir y conversar: Los adultos mayores tienen mucho que contarnos y siempre tienen el deseo de compartir con sus familiares y amigos. Procura la búsqueda de espacios para que se sientan acompañados en esta etapa.
  6. Pide ayuda: Si sientes que por temas de ocupaciones laborales o incluso familiares, no cuentas con el tiempo suficiente para atender a tu familiar de la tercera edad, contrata una cuidadora que pueda brindarle esa atención personalizada que tanto necesita. Una agencia de empleo de cuidadoras o trabajadoras del hogar te podrá orientar muy bien en este esto.
  7. Espiritualidad: La búsqueda o encuentro con lo divino es un factor muy presente en la tercera edad. Quizás sea por esa sensación de abandonar el mundo físico en cualquier momento. Por eso es importante el respeto de las actividades en este campo.
  8. Planes de emergencia: Contar con un buen seguro médico y un fondo económico para alguna emergencia, será una medida de prevención ante cualquier dificultad que pueda presentarse.

Envejecer es un proceso natural de la vida. La tercera edad es una etapa compleja porque representa la pérdida de ese dinamismo que caracteriza la juventud y la vida adulta. El respeto, el amor, la compresión y la consideración serán determinantes para que los adultos mayores se sientan valorados y cuidados.

Print Friendly, PDF & Email

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top