Cuidado de niños con necesidades especiales

La maternidad y la paternidad significan una bendición y un reto, sin embargo, cuando los padres deben cuidar a un niño con necesidades especiales este reto se convierte en un mayor desafío debido a que generalmente requiere la participación de médicos, especialistas, grupos de apoyo, familiares, orientación del sistema educativo y de otras organizaciones.

Lo primero es entender que tener un hijo con necesidades especiales significa tener cuidados especiales con él, pero es importante que los niños con estas características a lo largo de su desarrollo se sientan igual que el resto de los niños para que puedan integrarse efectivamente en el entorno, en este sentido una de los principales consejos es que más allá de los cuidados especiales que le das a tu hijo debes tratarlo con total normalidad, si en cambio eres un padre o una madre sobreprotectora lo que lograrás es que tu hijo se desanime.

Para motivar el desarrollo natural de tu hijo déjalo que interactúe con otros niños, motívalo en todo momento y demuéstrale lo importante que es para ti, no olvides que el apoyo de los padres es clave para su desempeño.

Para entender mejor que significa tener “necesidades especiales” debemos comprender que los niños con necesidades especiales son aquellos que con diferentes tipos de discapacidades que pueden ir desde alergias o lento desarrollo hasta enfermedades mortales. El termino correcto según la Convención Internacional por los Derechos de las Personas con Discapacidad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU)  es “Personas con Discapacidad y se utiliza comúnmente para describir la falta de habilidad en algún ramo específico y el uso del mismo se realiza con el reconocimiento de que todos los individuos con discapacidades tienen mucho que contribuir a la sociedad. Al mismo tiempo el término “discapacidad” se recomienda en lugar de “incapacidad”, “minusválido” o “inválido” que, aunque comunes pueden dar a entender que las personas con discapacidades son personas con “menos valor” o “sin valor”.

Algunas recomendaciones básicas que debemos recordar cuando se cuidan niños con necesidades especiales son:

  1. Los niños con discapacidades no son tan diferentes de otros niños, esto significa que requieren el mismo apoyo emocional, afecto de sus padres y familiares, desarrollarse en un ambiente seguro y contar con personas que puedan proveerles la satisfacción de sus necesidades individuales de desarrollo.
  2. Siempre debe procurarse que estos niños estén animados a valerse por sí mismos lo más que puedan, para esto es vital un equilibrio entre permitirles libertades y elecciones y la opción de ofrecerles ayuda cuando sea necesario o imprescindible.
  3. A la mayoría de los niños les gusta seguir una rutina, por eso la recomendación es incluir programas de ejercicios, juegos al aire libre y alimentos deliciosos y nutritivos.
  4. Los niños se benefician de programas personalizados siempre que aprendan a participar en actividades de grupo.

Lo anterior no intenta detallar los requerimientos de cada condición especial en particular, sino que busca comunicar las generalidades en torno a la mayoría de las necesidades especiales en lo que respecta a como percibimos a nuestros pequeños con estas condiciones. 

Para los niños con necesidades especiales es esencial no ser subestimados, si queremos demostrar todo el amor que tenemos por nuestros hijos es importante no verlos colocando su discapacidad como el eje que definirá su vida, sino como una característica más. Lo más importante es destacar que nuestro amor puede mantenerlos a salvo, pero nuestra confianza y respaldo pueden llevarlos muy lejos.

Print Friendly, PDF & Email

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top