Convertirse en madre

Cuando llega la noticia del comienzo de la maternidad, los pensamientos empiezan a dibujar el futuro y surgen muchas preguntas ¿Cómo será nuestro hijo? ¿Cuáles serán nuestras nuevas actividades, rutinas y hábitos? Estos pensamientos llegan a la mente porque la maternidad representa un cambio en la vida de la mujer. La maternidad no es un estilo de vida, es una realidad que siempre te acompañará.

Ser madre representa cuidar a tu hijo, amarlo, alimentarlo, cuidarlo… No solo durante los primeros años de vida, sino que, durante la vida adulta, la madre sigue estando presente en la vida de los hijos.

Cuando llega la maternidad por primera vez, se puede experimentar esa sensación de que todo cambiará, y es totalmente cierto. A partir de ahora tienes el reto de conducir a otra persona en la vida: tu hijo.

Su nacimiento, sus primeras palabras, sus primeros pasos, sus primeros malestares, entre otros… Son algunos de los momentos que exigirán mucho de ti, así como del padre.

La maternidad no implica olvidarte de ti. La búsqueda de ese equilibrio persona-familia-trabajo es un verdadero reto, pero te permitirá sentirte bien. Incorporar hábitos como la meditación, la escucha activa y el silencio con propósito serán actividades que lograrán que generes pensamientos positivos y realices acciones más objetivas sobre tu presente y futuro.

Cuidar de ti para que puedas cuidar de tu hijo debe convertirse en un pensamiento recurrente. A veces, todo lo que implica la maternidad puede hacer que te olvides de ti, de tu salud e incluso de tu diversión.

Compartir con tus amigos, visitar a tus padres, leer algún libro sobre desarrollo personal e incluso sobre la crianza de los hijos permitirán que tu mente tome un respiro y te conectes contigo.

El padre también tiene un rol muy importante en todo este proceso. Generalmente, la sociedad dirige su mirada hacia la madre durante los primeros años de vida de los niños, olvidando que la presencia del padre, su cuidado y su participación lograrán que el niño se sienta amado y entienda que dos personas cuidan de él y además la madre no sentirá que todo el peso está sobre sus hombros.

Participar en actividades con otras mamás hará que escuches las experiencias de otras mujeres en su maternidad y cómo ellas están logrando ser mejores cada día en esta nueva etapa. La búsqueda de información en este momento se caracteriza por aprender mucho sobre la infancia y también sobre juegos, alimentos, lugares, libros y experiencias que pueden formar parte de la vida de los pequeños.

Los primeros años de vida de una persona son claves para su desarrollo personal, por eso una infancia que cuenta con padres que tienen una actitud positiva, son amorosos, respetuosos y compasivos formarán a un niño con las mismas características.

La maternidad permitirá descubrir mucho de ti y también te llenará de muchos aprendizajes. Observar la maternidad como una oportunidad para seguir desarrollándote como mujer será mucho mejor que verlo simplemente como una gran responsabilidad.

Ser madre o no, es decisión de cada mujer, pero si decides ser madre, recuerda que será una etapa llena de retos y también llena de muchas alegrías y momentos únicos.

Shot of an confident female doctor consulting with a pregnant patient at a hospital during the day
Print Friendly, PDF & Email

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top